Fiesta de Halloween #aprenderjugando

La noche de Halloween empezó tímidamente a celebrarse en España desde hace unos años, y poco a poco se ha hecho un hueco sobre todo entre los más pequeños.

Nosotros lo celebramos de manera diferente pero la moda de EEUU ha pegado fuerte y nos hemos unido a sus costumbres.

Disfrazarse, pequeñas fiestas y celebraciones, recorrer tu barrio en busca de caramelos, Truco o trato etc.

Y es que jugar a disfrazarse es algo muy necesario en la vida de los más pequeños, ya que contribuye a su desarrollo.

Capa terciopelo

Cuando el niño/a se viste de un personaje y se imagina una historia con ese disfraz, está dando rienda suelta a su fantasía, a su espontaneidad y a su creatividad.

En esta etapa, hasta los seis años, en el mundo del niño/a reina la imaginación: se inventa compañeros de juego invisibles y disfruta creando personajes y situaciones

Además de divertido, disfrazarse es un método estupendo para que los niños/as expresen sus sentimientos.

Por eso, es uno de los recursos que más utilizan los terapeutas infantiles para ayudar a los pequeños a vencer los problemas de relación, como la timidez, los miedos etc.

También es la manera más fácil de enseñar a los niños a ponerse en el lugar de los demás, lo que les ayuda a tener más empatía y a integrarse mucho mejor en el mundo que les rodea.

Cubo portacaramelos

Así pues, una fiesta como Halloween es la excusa perfecta para disfrazarnos, divertirnos y organizar una pequeña merienda.

Calabaza con luz // Palillos Calaveras // Vasitos Chupito

Así que, gracias a mi colaboración con El Corte Inglés y a su campaña #aprenderjugando me fue fácil encontrar entre sus productos, algunos para organizar nuestra celebración.

Ya os he contado muchas veces en el blog, como montar una pequeña fiesta en casa, basta con buscar un rincón que esté a su altura y hacernos con varios elementos temáticos, en este caso de Halloween .

Comida sencilla con adornos terroríficos de Halloween, un zumo de frambuesas para dar ese toque rojo, guirnaldas de calabazas y brujas, decoración monstruosa y muchas ganas de divertirnos, hacen un coctel genial para una tarde llena de diversión.

Disfraz de Bebé Halloween

Algunos ejemplos de comida sencilla para nuestra merienda, puede ser:

Arañas de Oreo: divertidas arañitas multicolor hechas con galletas oreo,chocolate, lacasitos y lustre de naranja.

Fantasmas de fresas: deliciosos fantasmitas hechos de fresas, lustre de vainilla y chispitas de chocolate.

Naranjas rellenas de fruta: Imitando las clásicas calabazas de Halloween estas naranjas son otra forma de tomar macedonia de frutas.

Monster cookies: una receta fácil para la que solo se necesitan galletas de mantequilla, chips redondos de chocolate y crema de avellana con cacao.

*Post en colaboración con El Corté Inglés

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll Up